EL AÑO DE LA CONFLUENCIA MENTE-UNIVERSO

LA TIERRA YA EMITIÓ SU VEREDICTO...


27 dic. 2009

TENEMOS QUE IR... ¿A DÓNDE?



Ella siempre le pregunta: "¿Por qué estás tan triste?” -- 'Muy dolorosa'', responde él". “Estoy triste porque toda la vida es dolorosa", lo repite siempre, con la esperanza de enseñarle a ella la Verdad Número Uno de las Cuatro Grandes Verdades budistas. – Aparte de eso, ¿qué podría ser más verdadero? Con sus ojos púrpura intensos ella parpadea hacia él balanceando su cabeza y diciendo "ajá", una comprensión de sabiduría indígena. El reitera: “Toda la Vida es Triste.” Ella mece la cabeza, concuerda, no tiene nada que comentar.

Él la ama, está apasionado por ella, que le acaricia el brazo con un dedo. Él la adora, pero tiene presente su propio lugar en la eternidad: ha renunciado a la lujuria con las mujeres, a la sexualidad, quiere entrar en un torrente sagrado de luz en su camino, aunque según su corazón la besaría entera. Ella sabe que él la ama. Y cada cual cuida su propia vida.

Con los ojos cerrados y las manos juntas ella parece una Madona. – Le reza a la Virgen de Guadalupe en tanto un gallo da vueltas por el cuarto sucio y desordenado, donde también hay un gato y gotea el agua de la lluvia. Ella ama la muerte, va hacia el ícono, arregla las flores y reza. - Se arrodilla con un sandwich en las manos y reza, Luego se sienta en la cama a la manera birmana, una rodilla junto a la otra, abatida. Le hace una larga oración a María para agradecer el alimento, él la espera en silencio respetuoso. Ella se quita despacio sus largas medias de nylon antes de meterse en la cama y él observa sus bellas caderas antes de abrazarla allí, muy quieto.

Murmura: “Todos nosotros nacemos para morir”.

La lluvia resuena afuera. Dentro, hay fotos porno descoloridas pegadas en la pared. El la imagina con el agua de lluvia corriendo por sus cabellos. Le dice otra vez: “La vida es dolor”, ella concuerda, pero responde que “la vida también es amor”.

Un dedo de él toca la rodilla de la mujer. Se queda allí, quieto.

Murmura: "No somos nada. Podemos morir mañana. No somos nada."

Tenemos que ir... ¿a dónde? No sé, pero tenemos que ir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada